Son múltiples las ventajas en el uso de mascarillas nasales: diseño confortable, libertad de movimientos, mayor ajuste y comodidad. Existen diferentes tipos  para tratar la apnea del sueño: almohadillas nasales, mascarillas nasales y faciales y, pediátricas.

Hay mascarillas nasales de silicona y de varias tallas adaptables. Permite dormir en cualquier postura y resulta mucho más cómoda al momento de utilizarlas. Sin embargo, existe una mascarillas para cada paciente. Por ejemplo, la puede buscar por tipo de respiración, necesidades de tratamiento y estilo de vida.

Es importante hacerse una evaluación médica antes de escoger cuál es la más indicada. Hay una alternativa para cada caso. Algunas mascarillas nasales son compatible con equipos Cpap/Vpap/Bipap. Por ejemplo, las mascarillas nasales son versátiles porque se adaptan a cualquier tipo de máquina y tubo.

Además, se fabrican sin látex de goma natural para minimizar las reacciones alérgicas en la piel. Hay algunas mascarillas que ofrecen comodidad extra con almohadillas de gel.

Las mascarillas cpap deben reponerse cada año. No es aconsejable hacer para alargarles la vida útil.

Las máscaras de AirFit F10 y de AirFit N10 vienen en una variedad de tallas y están diseñadas para los pacientes femeninos y su anatomía única.

Beneficios de usar mascarillas nasales:

  • Sentirse más despierto y menos soñoliento durante el día
  • Patrones de sueño normales
  • Mejor concentración y memoria
  • Presión arterial más baja (en personas con presión arterial alta)
  • Mejoramiento del sueño de su compañero de cama
  • Mejoramiento en la productividad laboral
  • Menos ansiedad y depresión, y mejor estado anímico