La apnea del sueño y el buen descanso

Un buen descanso es sinónimo de salud. Dormir bien y de forma continuada debe ser una prioridad para todo el mundo desde que nacemos hasta que nos hacemos mayores. Si padeces apnea del sueño o crees que puedes sufrir este trastorno obstructivo del sueño es mejor que empieces desde ya un tratamiento efectivo para corregirlo.

La apnea obstructiva del sueño se encuentra relacionado con cambios en la estructura del cerebro algo que también se observa en las primeras etapas de la demencia y he ahí una de las principales consecuencias por las cuales un tratamiento contra la apnea del sueño es de todas luces imprescindible.

Las personas que sufren apnea del sueño es porque las paredes de la garganta se relajan y se estrechan provocando pausas en la respiración y por ende una reducción de los niveles de oxígeno en la sangre.

La disminución de oxígeno está relacionada con una reducción de los lóbulos temporales del cerebro además de una disminución progresiva en la memoria y la consecuente aparición de demencia o alzheimer. El descanso es imprescindible para un descanso de calidad y sin riesgos.

Dormir bien y la apnea del sueño

La mayoría de las personas acuden a los especialistas preocupados por pérdidas de la memoria o estados de ánimo depresivos, que están relacionados con la Apnea Obstructiva del Sueño. Estudios científicos muestran que los pacientes que presentaban bajos niveles de oxígeno en la sangre, mientras duermen tienen menor grosor en los lóbulos temporales izquierdo y derecho del cerebro, zonas donde habita la memoria y las que se ven afectadas en la demencia.

Debido a este estudio se recomienda evaluar prontamente a las personas que sufren de Apnea del Sueño. Los síntomas se incrementan a partir de cierta edad. También preguntar a los pacientes mayores que asisten a las clínicas del sueño sobre su memoria y habilidades de pensamiento, y llevar a cabo las pruebas oportunas.