Equipos que tratan la apnea del sueño: CPAP

Un CPAP es un dispositivo de presión continua de aire a través de una mascarilla. Constituye el tratamiento de primera línea del Síndrome de Apnea-Hipopnea Obstructiva del Sueño (SAHOS).

El dispositivo CPAP se utiliza para mantener constante la presión en la vía aérea durante todo el ciclo respiratorio. Actúa de manera fisiológica, ajustándose de forma hermética sobre la nariz del paciente. Evita el colapso de la vía aérea superior durante la inspiración y la espiración.

El tratamiento con CPAP está indicado en aquellos pacientes con un índice mayor de 30 episodios por hora, con independencia de los síntomas asociados. Está indicado en los que presentan un índice de apnea-hipopnea de 5 a 30 episodios por hora. También para los que presentan síntomas como somnolencia diurna, disminución cognitiva, alteraciones del humor, insomnio, enfermedades cardiovasculares e hipertensión arterial.

Beneficios del uso del CPAP

Al tratar la apnea del sueño mediante el uso de CPAP, disminuyen los despertares nocturnos bruscos. Mejora la calidad del sueño y la actividad cognitiva diurna de los pacientes. No se trata de un tratamiento curativo. Debe emplearse a diario y, el cumplimiento del tratamiento contribuirá a una mayor mejoría de los síntomas.

El tratamiento a través del dispositivo CPAP debe ir acompañado de la modificación de ciertos hábitos de vida. Cambiar hábitos alimenticios, hacer una dieta sana y equilibrada, practicar ejercicio físico diario, no fumar ni consumir alcohol, ni otras sustancias excitantes, no consumir fármacos sedantes y considerar el tiempo de descanso.

El equipo del CPAP está compuesto de un generador de presión, una mascarilla nasal y un circuito que une estos dos componentes. El generador puede aplicar presiones de 2 a 20 cm H2O. Es primordial que antes de requerir una terapia CPAP se realice un estudio donde un especialista determinará el nivel de presión óptima que requiere aplicar en el equipo CPAP, reestablezca los niveles de saturación arterial de oxígeno y evalúe la frecuencia de las interrupciones del sueño en sus diferentes estados.