Los ronquidos pueden ser síntoma de una enfermedad respiratoria.
Según los neumólogos, roncar no significa dormir bien sino todo lo contrario.

El ronquido es una respiración ruidosa durante el dormir. Es un problema común que afecta a gran parte de la población. El ronquido puede causar interrupción del sueño de quien lo padece y de quien duerme con el roncador(a). Puede llevar a sueño fragmentado y no reparador lo que se traduce en una función diurna pobre (cansancio y somnolencia).

Mientras duerme, los músculos de su faringe se relajan, su lengua cae hacia atrás y su faringe se vuelve más estrecha y laxa. Mientras respira, las paredes de la faringe empiezan a vibrar, generalmente cuando inspira, pero también, en menor grado, mientras espira. Estas vibraciones llevan al sonido característico del ronquido. Mientras más se estrecha la vía aérea, más vibración habrá y más ruidoso será el ronquido.

Roncar estruendosamente no significa que nuestro sueño resulte reparador para el organismo, sino más bien todo lo contrario; incluso puede ser uno de los síntomas del síndrome de Apneas-hipoapneas del sueño. Esta enfermedad, caracterizada porque el paciente deja de respirar durante diez segundos varias veces a lo largo de la noche (200 veces por hora en algunos casos), es una patología muy frecuente.

Hemos oído e incluso utilizado cientos de veces la expresión: “Has roncado como un descosido, seguro que has dormido a pierna suelta”.

Asimismo, esta enfermedad puede provocar el “deterioro cognitivo” del paciente porque “al despertarse varias veces durante la noche, no siempre de forma consciente, hace que el cerebro no descanse” y que durante el día estos pacientes “tiendan a dormirse aumentando el riesgo de accidentes de tráfico y laborales”.

En Linde Asol estamos atentos para atender a tus consultas, contáctanos